Tarrío no renuncia a seguir la vertiginosa estela del líder

tarrio-2ronda_opt-6

Emilio Cuartero (-12) ha firmado hoy un 66, seis menos en el día, en la tercera ronda del Turkish Airlines Challenge, y ha ganado apenas catorce puestos. Aún mejor: Santiago Tarrío ha entregado un 64 y ha avanzado sólo quince posiciones en la tabla, metiéndose a duras penas en el top ten del torneo (ahora mismo es noveno). Y por ir resumiendo: el líder después de tres rondas es el polaco Adrian Meronk (-21), que sale a una media de siete bajo par por vuelta. Puro frenesí.

Esta es la medida de las cosas en el Samsun Golf Club turco, lo que no significa que no deba celebrarse la excelente actuación de Tarrio, que mañana va a luchar por terminar dentro del primer top 15 del ranking del Challenge Tour esta temporada, lo que sería magnífico y esperemos que premonitorio.

Un brillante Santiago Tarrío da la cara en el despendole turco

Es más, tiene mucho valor el continuado y obstinado intento del gallego por mantenerse dentro de una pelea que exige tal ritmo de birdies, por mucho que el campo facilite tanto las cosas. Y al fin y al cabo, va a salir en la última jornada a cinco golpes del líder, una diferencia que no es definitiva en cualquier lugar y circunstancia.

También es notable, por supuesto, el arranque de temporada de Emilio Cuartero, pendiente como están los dos, él y Tarrío, de rematar una gran semana, a falta de la última vuelta. En estos casos, hay que volver siempre a un principio fundamental: aunque sea en el mismísimo patio de tu casa, para hacer muchos birdies y jugar muy bajo, como es el caso de los dos españoles, hay que hacer bien o muy bien las cosas.

 

Santiago Tarrío, camino hacia el olimpo europeo del golf con su novia como cadi

gpolg

Ganó la plaza para el Challenge y desde el viernes aspira a colarse en el European Tour, con Noelia García a su lado.

La perseverancia siempre fue el mejor golpe de Santiago Tarrío (Touro, 1990) el mejor golfista gallego del año pasado. No le quedaba otra opción, después de que una y otra vez se desvaneciesen en plena temporada las opciones de estabilidad económica para practicar el golf profesionalmente. Hubo de trabajar de camarero y pedir créditos para continuar con su pasión vital. Pero no lo ha conseguido solo. Noelia García, su cadi y pareja, tuvo un peso notable. Resultado: Tarrío se adjudicó la Orden de Mérito del Alps Tour, lo que le dio derecho a una tarjeta completa en el próximo European Challenge Tour. No se detuvieron Santiago y Noelia en ese hito, sino que desde el viernes comienzan diez días de competición en Las Colinas (Alicante) en la PQ2 (segunda fase de tres), con la intención de clasificarse entre los diecinueve primeros entre noventa participantes, lo que le daría acceso a la PQ3, que se disputará en el Lumine (Tarragona). Quedar entre los treinta primeros le otorgaría una plaza en la máxima categoría del gol continental, el European Tour.

«Lo veo posible. Estoy jugando bien. Llego bien de moral y de estado de forma, no me quejo», dice el jugador que acabó liderando la Orden de Mérito del Alps Tour por delante de David Borda y Alexandre Daydou gracias a dos victorias (en Austria y la Bretaña francesa) y dos top 5. «Eso me dio suficiente ventaja y tranquilidad para el resto de la temporada, lo mismo que ahora en la PQ2 al tener el billete para el Challenge en el bolsillo», analiza.

Pedía un patrocinio estable Tarrío para ofrecer rendimiento, y cumplió su palabra. En el aspecto deportivo, su pareja, Noelia García, se la dio como cadi. «No tiene tanta experiencia como un profesional de élite, pero me aporta tranquilidad y confianza. Espero seguir jugando muchos años con ella a mi lado. Además, no es lo mismo viajar desde Galicia solo que ya acompañado», explica. «Además, me libera de pequeñas cosas, como las facturas, y permite que mi mente descanse. Aunque parezca difícil compaginar la relación de trabajo y la personal, lo solventamos y hay más pros que contras», concluye. Noelia García piensa lo mismo. «Separamos ambas facetas. Me frustraba viajar con él y no poder ayudarle. Ahora viéndolo desayunar ya sé si jugará bien o mal. Sé que tengo que mejorar mis carencias técnicas, pero creo que aporto muchas otras cosas», analiza. «Hace dos años no tenía ni idea de golf, aunque me gustaba, pero me propuse aprender y me entrené con él todos los días», resalta.«El Alps Tour es muy exigente. Debes asumir que perderás dinero, pero te curte para otros de categoría superior», concluye.

Noticia de Pablo Gómez Cundíns para La Voz de Galicia, 02/11/2018

Santiago Tarrío, el ejemplo de que la vida siempre da una segunda oportunidad

unnamed-8-666x444
Santiago Tarrío, actual líder de la general del Alps Tour.

Santiago Tarrío (Galicia, 1990) es ahora mismo el mejor jugador del año en el Alps Tour, y eso que ha jugado dos torneos menos que sus seis inmediatos perseguidores en la clasificación general. Dos victorias en las ocho pruebas que ha disputado le ponen en el trampolín camino de su siguiente meta, el Challenge Tour, al que podrá acceder por la vía rápida si gana otro de los seis torneos que quedan en la temporada del Alps Tour. Llega al Alps de las Castillas en León con ese objetivo claro, pero, por encima de todo, busca jugar bien cerca de casa para brindarle una alegría a un amigo.

¿Qué se siente al jugar tu primer torneo como número uno del ranking?

No pienso mucho en eso, pero sí que es un torneo especial por dos cosas: porque quiero jugar bien para dedicarle el triunfo a mis sponsors como siempre, pero esta semana a uno de ellos en particular, porque ha perdido recientemente a su padre y ojalá que un buen torneo mío le pueda ayudar a tener una alegría en estos duros momentos. Se lo merece por estar conmigo desde el principio, y es lo menos que puedo hacer por él.

El otro motivo es que busco asegurarme lo antes posible el top-5 del ranking, y si es con una victoria y acceso directo al Challenge para ya poder jugar alguno este año, mucho mejor.

¿Piensas mucho en que estás a una sola victoria del gran objetivo de este año?

Siempre está ahí, pero en el campo intentas no pensar mucho en eso. Lo que busco es hacer los menos golpes posibles y ya con eso estaría contento, pero no me perdonaría salir del campo con la sensación de que me he dejado golpes por culpa de un mal planteamiento mental.

unnamed-1-4

Santiago Tarrío posa con el trofeo de ganador del Gosser Open 2018.

Es el torneo que más cerca juegas de tu pueblo, casi como en casa. ¿Vas a tener apoyo de familia o amigos que vengan al campo?

Exacto, soy de Touro, un pueblo a 25 kilómetros de Santiago, y parece que sí, que los de mi club la están liando y se van a acercar a verme. La verdad es que la gente de mi club (Val De Rois), en el que entreno, son increíbles y me consta que varios socios van a venir. Aparte sé que uno de mis sponsors va a venir, y al otro le intentaré dedicar mi mejor juego.

Hace años llegaste incluso a dejar el golf porque las cosas no salían y te pusiste de camarero en los negocios familiares. ¿Cómo fueron esos años?

Fueron años de transición y resignación. La verdad es que apenas entrenaba porque es realmente frustrante entrenar y no poder jugar porque no hay torneos. Con esto buscaba ahorrar algo de dinero para poder volver a competir, pero el proceso era lento. Por suerte, hace tres años me surgió esta gran oportunidad con mis sponsors (Conservas G. Montes y Migas Boiro), el apoyo de mi familia y amigos, y lo volví a intentar. Llegue a donde llegue esta vez, al menos podré decir que lo intenté con todos los medios posibles.

En esos años importantes surgió también la figura de Noelia, tu caddie y pareja. ¿Cómo de importante fue ella aquellos años y también ahora?

Noelia llegó a mi vida en un momento muy complicado, en el que pensaba muy seriamente en tirar la toalla. Tras fallar el objetivo del Alps ese año, ella fue la que contactó con un psicólogo, Joaquín Dosil, que a la postre fue muy importante en el equipo. Finalmente, entre todos, retomamos mi carrera y ya únicamente miramos hacia arriba.

Tras aquellos años luchando por ahorrar y volver a poder invertir en tu golf, que es tu sueño, ¿qué puedes decirle a todos aquellos que piensan que el golf es un deporte de “niños bien”?

Creo que ese mito cada vez se va cayendo más por su propio peso, ya que cada vez juega más gente de cualquier condición o con recursos limitados. Está demostrado que el que curra, se esfuerza y lucha por sus objetivos, al final tiene una oportunidad. Es un deporte muy difícil, no todos llegan arriba ni a cumplir sus metas, pero sí creo que la oportunidad la tienen todos por igual.

¿Y cómo se puede hacer llegar eso a más gente y que mejore un poco la imagen del golf en España?

Pienso que cada vez hay campos más asequibles económicamente que buscan ser clubs familiares, y es un buen camino. Ya no existen solo los clubs elitistas, que obviamente deben seguir existiendo para quien elija esa opción, pero cada vez es más la gente que con un trabajo normal y sueldo normal se acerca al golf. Eso es en lo que hay que insistir.

Al ser del 90 perteneces de lleno al grupo de los ‘Millenials’, para los que las Redes Sociales son un elemento del día a día. ¿Cómo es en tu caso?

Sinceramente, no soy muy fan, pero las tengo que usar por mi trabajo, que es el golf. Solo publico cosas de golf, y aunque debería hacerlo más asiduamente, hago un gran esfuerzo por publicar cosas. Obviamente, son fundamentales a la hora de buscar sponsors y gente que te ayude, puesto que ahora las empresas buscan un retorno a la hora de dar patrocinios.

¿Cómo te ves dentro de dos y cinco años?

Me veo con más canas y menos pelo, porque ya lo voy sufriendo… (Risas)
Mi objetivo para dentro de dos años es estar peleando en los puestos de arriba del Challenge, mientras que dentro de cinco, espero estar consolidado en el European Tour.

Este Alps de las Castillas coincide con el Open Championship, ¿te ves jugándolo algún día?

Espero que sí, ojalá pueda llegar a jugar los grandes. Llegar solo a jugar el European Tour sería bonito, pero si no llego a jugar los ‘majors’ sería una espinita clavada.

¿Cuál es tu torneo favorito?
El Masters para mí es muy especial. Es el más mediático, se juega siempre en el mismo campo y es un emblema del golf.

¿Partido soñado? Puedes elegir a tres con los que te gustaría jugar.

Uf, pregunta difícil. Creo que como el 95% de la gente elegiría, obviamente, a Tiger Woods. Los otros dos no los tengo tan claros, pero me decantaría por Ian Poulter y Patrick Reed, ya que me encanta el carácter y las ganas que le ponen a su juego.
Fíjate que no tengo un ídolo claro, pero quizás de la suma de esos tres saldría mi jugador ideal.

¿Punto fuerte y punto débil de tu juego?

Mi punto fuerte es la distancia con el driver… (se ríe porque no es precisamente conocido como un gran pegador)
No, ya en serio, creo que lo mejor de mi juego es la rectitud y el juego corto, ya que no fallo muchos greenes con palos cortos.
Y mi punto débil es precisamente ese con el que bromeaba, porque necesito ganar unos cuantos metros con el driver.

Tu padre es tu entrenador y tu novia es tu caddie, ¿es posible llegar a desconectar del golf en algún momento?

Bueno, mi padre está retirado del golf y únicamente me da clases a mí. Está centrado en los negocios de hostelería que montó porque dice que es menos estresante, opinión que yo comparto. Pero vamos, para desconectar del golf no hay nada como la pesca. Amo la pesca y cada día que estoy en casa sólo quiero ir a pescar.

¿De verdad es más estresante el golf que la hostelería?

Yo creo que sí. La hostelería es muy sacrificada, pero el golf es muy ingrato en muchas ocasiones. A veces es muy bonito, pero otras veces vuelcas demasiado esfuerzo e ilusión para que no salgan las cosas.

 

Entrevista de Ignacio Pinedo para Ten Golf, 17/07/2018

 

Santiago Tarrío gana el GP Philips Lighting en Retamares

Con un birdie en el último hoyo, Santiago Tarrío se ha impuesto por un golpe en el Gran Premio Philips Lighting disputado en Retamares, Madrid, última prueba regular del Gambito Golf Tour.

El pasado 27 de octubre, Santiago Tarrío se hacía con el Gran Premio Philips Lighting  que se disputó en Golf Retamares en Alalpardo, Madrid. Santiago Tarrío recibió su premio con ilusión, contento de las recuperaciones que hizo durante el torneo y que le proporcionaron el Gran Premio Philips Lighting.

Santiago Tarrío (-13)  realizó una vuelta sólida de 69 golpes (cuatro birdies y un bogey) que después del segundo bogey de Carlos Balmaseda en el 14, el empate se colocaba en el marcador y hasta la posibilidad de un desempate. Los cuatro hoyos finales fueron muy tensos y emocionantes. Hasta ese chip desde fuera de green que entró por el centro del hoyo y le dio la victoria.

El Gran Premio Philips Lighting se suma a los logros del golfista profesional Santiago Tarrío.